diciembre 12, 2019

Las fórmulas políticas buscan la victoria, pero la ciudad pierde

Por los procesos electorales, la propaganda proselitista sigue  inundando la urbe correntina, arremetiendo contra las normas vigentes, situación que se denota aún más con la instalación de afiches sobre algunos murales.

A una semana de las elecciones de las Paso que se llevarán adelante el 11 de agosto en el país, nuevamente los carteles proselitistas se encuentran por doquier en la ciudad, mezclándose incluso, con los que quedaron de las elecciones de junio. Una problemática ambiental que en los últimos días generó un mayor rechazo cuando algunas fórmulas políticas procedieron a instalarlos sobre algunos murales y zonas próximas al muro de la Correntinidad.
Ante los procesos electorales, todas las formulas políticas se desviven por lograr una mayor notoriedad, por lo que recurren a afiches, carteles, y hasta pasacalles (lo que está prohibido) para hacer conocer su número de lista y partido, pero no sin antes posar para la foto que comenzará adornar la ciudad y lo convertirá en parte del paisaje urbano, ya que el plazo de 45 días para su retiro que establece la Ordenanza Nº 6.443 del año 2016 no se cumple y tampoco se sanciona a los infractores con el pago de la multa que tipifica la norma.
Y si bien todavía en la ciudad se observan cartelerías de elecciones pasadas, el rechazo por la presencia y proliferación de este tipo de propaganda cobró mayor auge en los últimos días cuando se conoció a través de las redes sociales que dos fórmulas políticas procedieron a instalar sus carteles en murales ubicados en la explanada del puente y pese a que estas acciones no afectaron las obras que fueron inauguradas recientemente, como parte del Paseo Iberá, el malestar generó todo tipo de reclamo en este sentido.
Ante la situación y posterior intervención que se habría realizado en la zona de la explanada del puente General Manuel Belgrano, Se recorrió el lugar y se pudo observar que en total se dañaron los murales de dos columnas, pero no las que pertenecen al Paseo Iberá recientemente inaugurado. No obstante, más adelante, en lo que sería la parte del mural de correntinidad y que aguarda ser restaurado. Sobre los murales afectados se pueden observar algunos fragmentos de los afiches, como así también se debe destacar que en los mismos, se pueden encontrar grafitis con propagandas de elecciones anteriores.
Pese a que los partidos políticos, por unos cuantos pesos logran que algunas personas se dediquen a instalar este tipo de propaganda, no son menos responsables, según la normativa, por este tipo de infracciones.
Ante este tipo de situaciones, en las cuales no se respeta la norma vigente que tipifica claramente algunas restricciones para la instalación de este tipo de cartelería, como también las sanciones en caso de infringir la misma, parecería que Corrientes está muy lejos de ser una ciudad sustentable, como así de recobrar el título de ciudad de los murales. 
Cabe resaltar que la Ordenanza Nº 6.443 del año 2016, en su artículo primero prohíbe la instalación, colocación y/o pintado de anuncios de campañas proselitistas en los frentes de propiedades públicas o privadas que formen parte de las avenidas Costanera General San Martín, Juan Pablo II y Juan de Vera; desde el puente de la Batería ubicado en el ingreso al Parque Mitre hasta la rotonda de la costanera Juan Pablo II en sentido Este-Oeste, a ambos lados.