octubre 28, 2020

La Comuna evalúa alternativas para el reemplazo de carros de tracción a sangre

Tras la propuesta vecinal de volver a implementar los motocarros, desde la Municipalidad señalaron la dificultad de aplicar una sola opción a un problema con múltiples aristas e indicaron que analizan soluciones que contemplen cada caso.

La semana pasada una agrupación vecinal presentó en el Concejo Deliberante capitalino un proyecto para retomar el programa de recambio de carros de tracción a sangre por motocarros, pero desde la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes señalaron la necesidad de contar con un diagnóstico más profundo de la problemática y la implementación de una solución más abarcativa e integral. Funcionarios comunales indicaron que se encuentran evaluando diferentes alternativas para evitar los casos de maltrato animal y brindar la posibilidad de sustento económico a las familias que desde hace varias generaciones emplean los vehículos tirados por caballos.

En 2013 la Municipalidad implementó un programa de sustitución de vehículos de tracción a sangre por carros tirados por motocicletas, pero, tras la entrega de las primeras 50 unidades, la iniciativa fue discontinuada y actualmente dichos rodados están fuera de circulación.

La iniciativa presentada en el Concejo Deliberante para la implementación progresiva de motocarros a cambio de los carros tirados por caballos reavivó la discusión social en torno a una problemática de larga data que incluye aristas proteccionistas, sociales, económicas y culturales en la ciudad de Corrientes. “No podemos implementar una política pública sin diagnóstico previo. La tracción a sangre es una problemática que requiere de una evaluación preliminar que lo estamos llevando a cabo en la ciudad porque se trata de un problema diverso que no puede tener como única solución la entrega de una motocicleta a cada carrero”, señaló el secretario de Coordinación de Gobierno de la Municipalidad, Hugo Calvano.

La intención municipal es ahondar en un diagnóstico de las particularidades de cada carrero para poder implementar una solución más abarcativa al problema de los carros de tracción a sangre. “Estamos encarando un diagnóstico del sector porque no se puede entregar un motocarro a un carrero que junta cartones y plásticos en calles asfaltadas y también a otro que junta escombros en calles de tierra porque son situaciones muy distintas. Además, hay que tener en cuenta que hay factores sociales, económicos e inclusive culturales, así como varias generaciones de familias de carreros que intervienen en un problema más complejo”, añadió Calvano.

Desde la Comuna indicaron que avanzan en un diagnóstico integral que incluye cada caso particular. “Estamos trabajando con el sector de los carreros como también con asociaciones proteccionistas y realizando un diagnóstico integral. No descartamos el progresivo recambio de los carros de tracción a sangre en un plazo de tiempo prudencial, pero también evaluamos alternativas como los centros de transferencia de residuos secos”, explicó el funcionario comunal.