septiembre 30, 2020

Hubo protesta de malloneros y el Gobierno habilitó la pesca comercial en el Paraná

Un grupo de pescadores se manifestaron en la zona de Arazaty, porque querían trabajar. Posteriormente, a raíz de la flexibilización de la cuarentena, el Estado Provincial definió permitir las actividades pesqueras a partir de hoy.

En las primeras horas de ayer un grupo de malloneros de distintos barrios de la ciudad realizaron una movilización pacífica en la zona de Arazaty, reclamando volver a trabajar en el río Paraná luego de algunos inconvenientes a la hora de cobrar la asistencia económica oficial y las dificultades provocadas por la veda total. Sin embargo, en el trascurso de la mañana el Gobierno de la Provincia anunció que a partir de hoy quedan habilitadas todas las actividades pesqueras sobre el curso de agua, de manera organizada, como medida contemplada dentro de la nueva fase de “distanciamiento social obligatorio” o de flexibilización de la cuarentena por covid-19.
La habilitación de la pesca en todas sus variantes comenzará a regir desde las 0 de hoy, según lo anunciado ayer por el gobernador Gustavo Valdés en conferencia de prensa y confirmado posteriormente por la Dirección de Recursos Naturales provincial durante la tarde.
Durante la mañana de ayer un grupo de malloneros de distintos barrios ribereños de la ciudad se manifestaron con sus embarcaciones en la zona de Arazaty, solicitando al Estado Provincial que habilite la pesca comercial y de subsistencia. “Nosotros no queremos más los planes y asistencia porque en muchos casos no pudimos cobrar y no es suficiente. Queremos volver a trabajar y pescar con todas las medidas de seguridad”, señaló el referente de los malloneros del barrio Virgen de los Dolores, Ramón Acuña.
La manifestación se llevó a cabo de manera pacífica y bajo el control de la Prefectura Naval Argentina debido a la estricta veda que regía en ese momento, sin embargo horas después, durante la conferencia de prensa matutina, el gobernador de la Provincia Gustavo Valdés anunció que se habilitaban todas las actividades pesqueras sobre el río Paraná en consonancia con la flexibilización de la cuarentena. La medida comienza a regir desde las 0 de hoy y abarca todos los sectores: la pesca deportiva con devolución podrá desarrollarse de jueves a lunes mientras que la extracción comercial y de subsistencia podrá ser realizada de lunes a viernes; cumpliendo con las medidas de distanciamiento social en el tramo del río Paraná, comprendido desde su confluencia hasta la desembocadura del arroyo Ambrosio.
Referentes malloneros explicaron a este medio que unos 700 pescadores registrados serán beneficiados, junto con guías de pesca y extractores de carnada haciendo un total de 1.300 trabajadores aproximadamente. A su vez, cumplirán con las medidas de distanciamiento vigentes y no permitirán la presencia de extractores del Chaco en la zona correntina habilitada.