octubre 28, 2020

Fin de semana con alta movilidad en la ciudad, pero menos llamadas al 911

Levantaron el fuerte operativo de la costanera, pero continúan con un cordón de seguridad para facilitarle a la Guardia Urbana el control de los permisos para ingresar a los dos sectores habilitados.

De acuerdo con las fuentes policiales, este primer fin de semana de octubre las llamadas al sistema de emergencia 911 alcanzaron las 3 mil, lo que significa menos de mil alertas desde el fin de semana anterior.

Desde la Policía de Corrientes indicaron que en la Capital no hubo novedades de fiestas clandestinas. El fin de semana anterior, intervinieron en un evento, considerado ilegal dentro de la pandemia de covid-19, en la madrugada del domingo, en el que un joven falleció por una descarga eléctrica al intentar escapar luego de notar la presencia policial.

“Sí tuvimos llamadas alertando por reuniones sociales que exceden el límite de 10 personas y por generar ruidos molestos, pero fueron intervenidas con tranquilidad”, aseguró el comisario general César Fernández. “Lo que sí no podemos bajar la movilidad de las personas en tránsito”, advirtió el comisario, e indicó que los retenes continúan con el sistema establecido para ingresar al microcentro capitalino, a pesar de las últimas flexibilizaciones de la Comuna.

Durante esta semana discutirán la modalidad de control y monitoreo de la movilidad urbana por medio de los retenes de seguridad, que como principal propósito corroboran el uso de barbijos en la vía pública, a la par de los “barridos” y patrullajes que evitan la aglomeración de personas en espacios públicos.

Anteriormente, la Municipalidad de Corrientes permitió la extensión de horarios para bares y maxikioscos, y la habilitación de las playas capitalinas. “Los retenes (de control) seguimos manteniendo porque nos sirven mucho en lo que es la seguridad pública. Porque además de eso, la Policía está cumpliendo una doble función con el covid-19”, expresó Fernández.

Si bien la costanera correntina este fin de semana ha dejado de estar blindada, permitiendo el ingreso de ciudadanos correntinos, mantuvieron un cordón de seguridad para facilitar el trabajo de la División de la Policía Turística y la Guardia Urbana de la Municipalidad, encargada de controlar los permisos para acceder a las playas que deben ser tramitados digitalmente en el sitio web del Gobierno de Corrientes.

Son 350 unidades previstas para las playas Arazaty I y II, con el permiso para 6 personas por cada unidad. Desde la Policía aseguraron que el cordón implementado ayudará a manejar la futura presencia masiva de correntinos en la costa.