septiembre 27, 2020

El transporte escolar no repunta y la emergencia los complica

Desde el sector sostienen que tenían expectativas de repuntar en abril, pero ahora todo se complicó. Además, la incertidumbre sobre la continuidad de clases, les auguraría un panorama más difícil todavía.

La emergencia sanitaria por la propagación del dengue y la amenaza del coronavirus también está haciendo estragos en el sector del transporte escolar, ya que la posibilidad de suspender las clases y el miedo de los padres de enviar a los chicos a los colegios reducen todas las posibilidades de repuntar la demanda del servicio, que comenzó con una merma del 60 por ciento.
Además, sostienen que en los últimos días casi un 50 por ciento de los chicos que viajan en los coches no fueron a clase.
Luego de un inicio de clases con una demanda de sólo el 40 por ciento en comparación con el año pasado y tras la declaración de emergencia sanitaria, Se consultó al referente del sector, Pedro Abas, sobre  la cantidad de chicos que están usando el servicio y dijo que “seguimos como arrancamos, incluso se puede decir que estamos más complicados ya que la posibilidad de que las clases se suspendan nos juega en contra. Y si bien siempre la demanda repunta un poco en abril ya que los padres se organizan en marzo, eso parece que no va a suceder ahora”.
“Incluso, hay muchos padres que ya en los últimos días no enviaron a los chicos a las escuelas. Todos tienen una psicosis por el tema del dengue y el coronavirus. En consecuencia, tampoco estamos recibiendo consultas y menos aún están contratando el servicio”, aseveró.
Y prosiguió diciendo, “esperamos que la Comuna considere esta situación y lo perjudicial que sería si se suspenden las clases, porque nosotros vivimos de este trabajo”. A la vez, añadió  que “por lo menos, no incrementen los impuestos que abonamos, como las patentes”. 
Vale recordar que los choferes del transporte escolar perciben por adelantado el monto total del servicio, que a comienzo de año rondaba los 3.000 pesos, precio que según lo informado ya no rige más. Ahora, el valor es de 3.200 pesos por los incrementos de los combustibles en las últimas semanas; también varía de acuerdo con las distancias entre los domicilios y los establecimientos escolares. 
En cuanto a las medidas de prevención que está adoptando el sector  a fin de cumplir con las medidas sanitarias establecidas, dijo que “los coches se limpian al finalizar la jornada y tenemos alcohol en gel para los chicos, pero más no podemos hacer”.