abril 6, 2020

El río Paraná llegó ayer a 2,94 metros y alcanzó su nivel más alto en cinco meses

La altura del afluente sigue siendo menor a la habitual, pero ya lleva dos semanas de crecimiento paulatino. Aseguran que las lluvias en Brasil colaboraron en la recuperación parcial del caudal, cuya tendencia seguiría en las próximas semanas.

Aunque el nivel sigue siendo inferior al habitual, el río comenzó a repuntar hace varios días y parece haber cambiado la tendencia que se sostuvo desde julio del año pasado. Según el registro oficial de la Prefectura Naval Argentina el Paraná alcanzó ayer los 2,94 metros. 
De esta manera, se trata de la mayor altura de los últimos cinco meses, luego de que a principios de agosto cayera por debajo de los 3 metros y la bajante se hiciera más pronunciada hasta alcanzar niveles cercanos al récord histórico. 
En noviembre, el río se ubicó por debajo de 1,50 metro, lo que representó uno de sus registros más bajos. En tanto, se sostuvo por varias jornadas cercano a los 2 metros, muy por debajo de su altura habitual. 
Desde comienzos de este año comenzó a darse un leve pero sostenido repunte, con algunas pocas excepciones de registros en bajante. De esta manera, puede decirse que el crecimiento que inició hace dos semanas continúa dándose según los registros oficiales y con perspectiva de que siga subiendo el nivel. 
De acuerdo con lo que señalaron algunos especialistas, las precipitaciones que se dieron en el sur de Brasil están contribuyendo a que el Paraná aumente su caudal de manera sostenida. Además, las previsiones del tiempo para esta parte del país con lluvias por encima de lo habitual hacen pensar que el río recuperará paulatinamente su nivel.
No sólo los registros bajos de estos seis meses generaron sorpresa, sino que también fue poco habitual el tiempo que se extendió la bajante, con niveles muy por debajo de los habituales y que generaron algunas dificultades. 
Vale recordar, en este sentido, que debieron implementar una veda especial para proteger a los peces y hubo advertencias por los riesgos que podrían darse en caso de utilizar vehículos acuáticos, ya que los bancos de arena quedaron muy cerca de la superficie del agua.