octubre 28, 2020

Destacan el funcionamiento del Punto Verde del parque Mitre

“Con los Puntos Verdes estamos trabajando bien, en el que más recolectamos es el del parque Mitre, porque es el que tiene más antigüedad. Este mes sacamos de ahí aproximadamente una tonelada de residuos reciclables”, indicó el presidente de la Cooperativa Santa Rita, Rafael Zalazar.

Si bien significa una pequeña baja a la cantidad de materiales recolectados el mes pasado, desde la cooperativa insistieron en la colaboración de la sociedad correntina, porque así se les facilita el trabajo antes que buscar los residuos reciclables en la calle o en el basural.

“El Punto Verde de la plaza Vera está medio flojo, en parte porque es muy nuevo, y por otro lado porque la gente no lleva ahí los residuos porque no tienen prioridad para estacionar y bajar. Sacamos aproximadamente 400 kilos de ahí”, agregó Zalazar. Esa estructura fue inaugurada a fines de julio pasado; entonces la Municipalidad de Corrientes anunció la instalación de un sexto Punto Verde, que todavía no fue determinado en qué lugar lo ubicarán.

En total la Capital correntina tiene cinco Puntos Verdes, donde los vecinos pueden separar los residuos de acuerdo al tipo de material, y disponerlos así para el reciclaje. La Cooperativa Santa Rita tiene la concesión de dos de esos Puntos Verdes, el del parque Mitre, y el último inaugurado, de la plaza Vera.

Todavía representa una ínfima parte de su producción total, porque la mayoría lo consiguen del recorrido de las calles y el basural. “En lo que va del mes de septiembre estamos en las 120 toneladas en Capital”, detalló Zalazar.

Subsidio

Esta semana la Cooperativa Santa Rita, integrada en su 80% por mujeres, recibirá un subsidio por la gestión de Horacio Ortega, ministro de Coordinación y Planificación de la Provincia de Corrientes, para la construcción de un pequeño galpón de acopio, de 10 por 6 metros, en el propio terreno de la cooperativa.

Anteriormente, el funcionario hizo entrega de bolsones de un metro cúbico de rafia. 

Esta vez, el subsidio proviene luego de un atentado que sufrieron un grupo de cooperativistas a fines de agosto, cuando incendiaron intencionalmente el trabajo de seis familias.  

“Cada bolsón vacío vale $800, pero el valor estimado de esos bolsones con residuos reciclables alcanza los 4 mil pesos cada uno. En el atentado de agosto se incendió una tonelada y media de materiales por familia, que es lo que sacan por semana, es decir que perdimos cerca de 9 toneladas”, señaló Zalazar.