octubre 22, 2020

Desde las Mil Viviendas y el Molina Punta reclaman más medidas contra la inseguridad

Mientras que hacia el Norte de la ciudad los ciudadanos se reunirán para hablar sobre los pedidos de medidas de prevención del delito, hacia el Sur se registran arrebatos y solicitan que haya más presencia policial haciendo patrullajes.

A pesar de las mayores inversiones en materia de equipamiento para las fuerzas de seguridad y la implementación de alarmas vecinales, desde distintos puntos de la ciudad los vecinos reclaman mayor presencia policial, patrullajes y la implementación de medidas preventivas, entre otros pedidos. Desde la zona Norte de la Capital, más precisamente los barrios Molina Punta, Apipé, Lomas del Mirador y Jardín, los ciudadanos se reunirán esta noche para tratar el estado de inseguridad de distintas partes y buscarán entablar un diálogo con autoridades provinciales; en tanto, los habitantes de las Mil Viviendas señalaron que diariamente se registran arrebatos y piden por recorridos de agentes de la Policía. Desde ambas partes de la Capital indican que los blancos más comunes de los “motochorros” y asaltantes son las personas que se encuentran en las paradas de colectivos.
Esta noche, un grupo de vecinos de los barrios Molina Punta, Jardín, Apipé, Lomas del Mirador, entre otros, se reunirá para debatir sobre la situación de inseguridad de la zona y solicitar diálogo formal con las autoridades provinciales en pos de conseguir mayores medidas. “Casi a diario hay asaltos y arrebatos en las paradas de colectivos, así como también asaltos en los domicilios, por lo que pedimos mayores medidas de prevención del delito. Varias veces presentamos notas de audiencia en el Gobierno de la Provincia, pero hasta el momento estamos esperando respuestas”, señaló Blas, uno de los miembros de la comisión vecinal, en diálogo con El Litoral.
Además de que haya más policías en la calle, los vecinos piden la llegada del Sistema de Alerta Vecinal (SAV) impulsado por el Gobierno de la Provincia.
Por otra parte, hacia el Sur de la ciudad, en el conglomerado conocido como las Mil Viviendas, los vecinos también piden patrullajes de los efectivos de la Policía ante los arrebatos y asaltos que se registran. En diálogo con Radio Sudamericana, un comerciante de las inmediaciones de la avenida Paysandú, entre Cosquín y Rafaela, explicó que en la zona “la inseguridad no tiene horarios, pero el turno noche es en el que más delitos se cometen; a la noche es el horario más lógico para los maleantes”.
El frentista señaló que los transeúntes y vecinos son el blanco elegido para los hechos delictivos y cuestionó la poca presencia policial en el lugar.
Los reclamos se reforzaron tras el arrebato registrado el miércoles a la noche en las Mil Viviendas, donde un menor de edad que le robó la mochila a un transeúnte, fue interceptado por vecinos y sufrió heridas al caer de la motocicleta en la que intentó escapar.