diciembre 15, 2019

Combustibles aumentaron un 7% y el litro de la nafta premium superó los $66

Las estaciones de servicio de la ciudad  aplicaron ayer las subas, que representan en algunos casos más de $4 de diferencia con los precios anteriores. Desde el sector no descartan nuevas modificaciones tarifarias antes de fin de año.

Tal como habían anticipado, los precios de los combustibles se actualizaron ayer en todo el país, incluyendo a todas las estaciones de servicio en la ciudad. El incremento anunciado era de un 5%, pero lo cierto es que en algunos llegó hasta el 7%.
De esta manera, Shell, YPF, Axion Energy y Puma cambiaron sus pizarras y exhibieron desde el inicio de la jornada los nuevos valores de venta, que responden en parte a un ajuste impositivo del Gobierno nacional.
Así, la premium de YPF pasó de $61,44 a $65,59 y la súper de $55,04 a $58,74. En tanto el gasoil aumentó de $50,69 a $54,09 el tradicional y el más refinado que se comercializaba a $60,14 ahora se vende a $64,19 el litro. 
Por su parte, Shell subió sus precios en un porcentaje similar. La premium aumentó de $62,31 a $66,55 y la súper de $55,44 a $59,38. El diésel pasó de $51,76 a $55,98 y el gasoil premium pasó de $60,76 a $65,14. 
De esta manera, en algunos casos el aumento representa más de $4 de diferencia respecto de los valores de venta anteriores, incluso, superando levemente la barrera del 7%.
Una situación particular se dio en algunas estaciones Shell. Mientras algunas actualizaron sus pizarras desde el inicio del día, otras tuvieron que improvisar carteles. Así, la pantalla led indicaba los valores anteriores, pegaron encima los nuevos precios en una hoja blanca impresa que resultaba difícil de divisar a la distancia.
Axion Energy, otra de las gasolineras con importante presencia en la ciudad, también aumentó ayer sus precios en valores porcentuales similares al resto. Con la suba de ayer, la nafta más refinada cuesta $65,97, la súper $58,43 y los gasoil se venden a $54,86 y $64,40 el litro. 
Puma hizo lo propio, aunque se mantiene entre las petroleras más baratas en la ciudad. Con los cambios aplicados, comercializa la premium a $65,59, la súper a  $58,74 y los diésel, según el grado de refinamiento puede costar $54,09 o $64,19, marcando una amplia brecha entre estos dos últimos. 

Incrementos
Los precios se actualizaron ayer en todas las estaciones de servicio, apenas dos semanas después del último incremento aplicado. En esta ocasión, cerca de un 2% responde a un aumento del impuesto a los combustibles y el resto se debe al recorte de la brecha que aseguran que existe con el precio que deberían tener los combustibles. 
Desde el sector hidrocarburífero aseguraron ayer que la diferencia sigue siendo de entre un 10% o 15%, por lo que se deben esperar nuevos aumentos. 
Algunos expresaron que es posible un nuevo ajuste en las pizarras de las estaciones de servicio antes de fin de año, mientras que otros considerarían más apropiado que los próximos cambios de precios se apliquen recién en 2020. 
Así, los combustibles volvieron a subir y no descartan nuevos cambios en el corto o mediano plazo.  Sobre todo luego de la liberación de los costos de los combustibles tras el período de congelamiento dispuesto por el Gobierno nacional. Los incrementos se dan tanto por modificaciones en el valor del dólar como en el precio del barril de petróleo crudo.