septiembre 29, 2020

Colectivos: siguen los controles y el caudal de pasajeros descendió más de un 90%

Mientras que en un turno de 12 horas de cada unidad suele registrarse boletos por más de $10 mil, en los últimos días la cifra rondó apenas los $600. Desde UTA señalaron que siguen de cerca el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias.

Aunque el servicio de transporte urbano sigue funcionando, lo cierto es que lo hace con una frecuencia acotada y cumpliendo con diversos requisitos de seguridad sanitaria por el coronavirus. Desde el gremio que nuclea a los choferes señalaron que la cantidad de pasajeros descendió notablemente por el acatamiento de la cuarentena. 
En diálogo con el secretario gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Corrientes, Alejandro Quintana, señaló que “el reporte de una jornada de ocho horas ronda los $600 por unidad aproximadamente, cuando en una jornada habitual supera los $12 mil”.
El registro corresponde a una unidad de la línea 102 A, que realiza el recorrido entre el centro y el barrio 17 de Agosto, pero aseguran que en el resto de los ramales se dieron situaciones similares. Así, la merma en la cantidad de “boletos” ronda entre el 90% y el 95%. 
Es que, con el aislamiento social obligatorio decretado por el Gobierno nacional, sólo pueden transitar por la vía pública las personas que se encuentren exceptuadas, o bien en situaciones especiales como la compra de alimentos en comercios cercanos. Tanto es así, que la Policía realiza incluso controles en los colectivos para hacer cumplir con la cuarentena que durará, en principio, hasta el 31 de marzo. 
“La gente en general está cumpliendo, son muy pocos los pasajeros que suben y eso queda en evidencia cuando se terminan los turnos y se hace un resumen de los viajes que se cobraron”, dijo Quintana a este matutino ayer. 

Horarios
Desde el sindicato expresaron que siguen de cerca las condiciones de trabajo de los colectiveros y planean insistir con un pedido ante el Municipio. Al respecto, Alejandro Quintana comentó que “queremos que se suspendan los últimos dos servicios nocturnos, que son a las 1:10 y a las 1:20”. En este sentido, el secretario gremial argumentó que “durante todo el día no viaja casi nadie y en ese horario menos todavía, no hay pasajeros y los choferes se están exponiendo aún más”, agregó. 
Si bien la petición ya fue hecha ante la Comuna, planean hacerla nuevamente para que sea tomada en cuenta. De manera informal y formal, volverán a pedir que los colectivos urbanos capitalinos corten su servicio más temprano al menos hasta el 31 de marzo, fecha en que termina el aislamiento social obligatorio decretado por el Gobierno nacional. 
Mientras tanto, los trabajadores se encuentran en alerta también por cuestiones salariales y tienen inscripta una medida de fuerza para mañana. “Teníamos previsto un paro para el miércoles porque no nos pagaron los $4 mil del decreto nacional, pero vamos a analizar nuevamente la cuestión con el abogado gremial para ver qué decidimos”, expresó Quintana. 
Aunque la medida de fuerza está inscripta, no descartan suspenderla debido a la emergencia. “Vamos a evaluar, todavía no se tomó una determinación”, dijeron desde la UTA Corrientes.
Atentos a la situación sanitaria por el coronavirus, desde el sindicato dijeron que diariamente controlan que las empresas cumplan con las condiciones necesarias de seguridad. En este sentido, uno de los referentes del sector reconoció que “por el momento no tuvimos problemas, los choferes cuentan con barbijos, alcohol en gel y una protección para el sector donde se sientan a conducir”.
Así, los colectiveros del servicio capitalino utilizan una especie de cabina improvisada hecha de plástico para evitar el contacto directo con los pasajeros y de esa manera reducir el riesgo de un posible contagio del virus.