septiembre 30, 2020

Aumentarán los fondos para urbanizar los asentamientos

El Gobierno de la Nación decidió incrementar el porcentaje de lo recaudado por el “dólar solidario” destinado a los predios incluidos en la Ley de Regularización Dominial. En la ciudad hay 61 asentamientos informales.

Unos 61 asentamientos informales de la ciudad de Corrientes que se encuentran incluidos en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) serían beneficiados a través de una medida del Gobierno de la Nación que establece fondos de lo recaudado a través del impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (Pais), que establece un gravamen del 30% en la compra de dólares para atesoramiento, para las obras de urbanización e infraestructura de los predios contemplados en la Ley Nacional Nº 27.453. A nivel nacional estimaron que los fondos para generar mejoras habitacionales y urbanas serían de 22 mil millones de pesos.
El Renabap cuenta con unos 4.228 asentamientos informales relevados de los cuales 61 se ubican en Corrientes Capital.
A través del decreto 184/2020 publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno de la Nación definió que el 30% de lo recaudado a través del impuesto Pais, más conocido como “dólar solidario”, estará destinado al Fondo de Integración Socio Urbana (Fisu) que contempla diversas intervenciones en los asentamientos informales argentinos: el 30% de los fondos apuntará a la construcción de viviendas, el 65% a obras de infraestructura y el 5% a la promoción y fomento del turismo.
El Fisu está destinado a financiar la urbanización y la regularización dominial de los más de 4 mil asentamientos informales que se encuentran en el Renabap de la Ley Nº 27.453, y mediante la cual se generó el Programa de Integración Socio Urbana (Pisu).
En lo que va del 2020 se destinaron al Fisu unos $286 millones, de los recursos reunidos por el impuesto al “dólar solidario”, para el financiamiento de obras de vivienda social y unos $620 millones para obras de infraestructura. A su vez, a nivel nacional estimaron que este año los fondos nacionales para desarrollo urbanístico de terrenos informales podría llegar hasta los $22 mil millones.