octubre 18, 2021

Apedrearon móviles en defensa de sospechosos

Patrulleros de la Policía provincial sufrieron una “lluvia de piedras” por parte de vecinos en el barrio capitalino Colombia Granaderos.

Minutos después de las 19 uniformados motorizados, quienes realizaban recorridas de prevención sobre avenida Cazadores Correntinos, observaron las malas maniobras que ocupantes de un Chevrolet Corsa realizaban. Al intentar ser demorados, huyeron a gran velocidad hacia el barrio Colombia Granaderos, zona conocida como “La Vizcacha”. Allí los sospechosos se internaron en uno de los pasillos del barrio y recibieron apoyo de vecinos, quienes al ver la presencia de los efectivos en el lugar comenzaron una lluvia de piedras de grandes dimensiones.
“Rompieron vidrios de algunos móviles que corresponden a la comisaría Decimonovena. Hubo heridos producto de los elementos contundentes que tiraron”, contó a época una voz oficial.
Sobre calle Chile y su intersección con Necochea, los sospechosos habrían abandonado el automóvil para luego huir por los techos de las viviendas de la zona.
Se solicitó ayuda a grupos especiales de la Fuerza provincial para que intervinieran en el procedimiento.
Se logró así la demora de uno de los ocupantes del automóvil, quien fue trasladado a la dependencia policial de la jurisdicción.
“Los muchachos, al parecer, estaban consumiendo bebidas alcohólicas y transitaban haciendo maniobras peligrosas, además de insultar a las personas que caminaban por la zona. Se pidió que detuvieran la marcha pero decidieron huir hacia el conocido barrio La Vizcacha”, relató una fuente policial.
“Fue entonces que comenzó la persecución porque se escaparon a gran velocidad. Al ingresar al barrio fueron recibidos con palos y piedras”, contó a este medio.
Amplio despliegue policial hubo por más de tres horas en la zona.

**

Sustrajeron teléfonos celulares de un comercio

En la localidad correntina de Curuzú Cuatiá delincuentes violentaron la puerta de ingreso a un local comercial y se llevaron teléfonos celulares de distintas marcas y modelos.
El hecho delictivo se registró el sábado por calle Berón de Astrada al 1100 de esa localidad.
Uniformados, quienes realizaban recorridas de prevención, observaron la vidriera de un comercio roto, lo que llamó la atención de los efectivos.
Dieron aviso al propietario del local de lo ocurrido y comenzaron con las tareas investigativas del caso.
Revisaron cámaras de seguridad de la zona y lograron identificar a uno de los sospechosos del hecho. Fue entonces que se concretó un allanamiento en una vivienda ubicada por calle San Martín, a tres cuadras del local violentado.
Del inmueble secuestraron teléfonos celulares, que serían parte de los objetos sustraídos del comercio, y se logró la demora del propietario de la casa inspeccionada, quien no pudo acreditar la procedencia de los aparatos tecnológicos.

Recuperaron moto robada
Ayer, minutos después de las 19, vecinos comunicaron a la Policía que en un domicilio, ubicado en calle Pueyrredón y Aramburu de la localidad de Santo Tomé, dos personas sustrajeron una motocicleta.
Uniformados, entonces, realizaron rastrillajes por el lugar y hallaron en un baldío una moto de 110 centímetros cúbicos y a un muchacho, quien estaba desarmando el rodado.
El delincuente quedó demorado e identificado con el apellido Cabral. En tanto la moto Mondial, de color negro, ya estaba sin los plásticos y fue trasladada a la comisaría local.