enero 16, 2022

Ante el avance de la sequía, estiman que en 2018 el PBI puede crecer menos de 2,5%

El factor climático que afecta al agro es la principal causa para que los analistas redujeran sus pronósticos. Ninguno considera factible la meta oficial de 3,5%.

Mayor inflación, menor consumo y falta de lluvias, un combo que está haciendo que el sector privado ajuste a la baja sus proyecciones de crecimiento. En menos de tres meses, los economistas recortaron las previsiones y, para algunos, el PBI no llegará a expandirse siquiera un 2% este año. Así, el pronóstico oficial, de 3,5%, ya no es compartido por varios de los analistas y luce cada vez menos realizable.