julio 28, 2021

Alertan a pobladores por reiteradas estafas en compra de vehículos

Ante los trascendidos sobre ilícitos en planes de venta de automóviles, desde el Municipio aconsejaron a la comunidad que esté alerta. Si bien no existe denuncia oficial alguna, al parecer varias personas fueron embaucadas.

Fren­te a al­gu­nos ca­sos so­bre per­so­nas que se acer­ca­ron a la lo­ca­li­dad de San­ta Ro­sa con el pro­pó­si­to de ven­der pla­nes de aho­rro y em­bau­ca­ron a los po­bla­do­res, el in­ten­den­te Pe­dro Jo­sé Mai­da­na y el co­mi­sa­rio Ra­úl Ga­lar­za, re­a­li­za­ron un lla­ma­do a la ciu­da­da­nía en ge­ne­ral.
“An­tes de avan­zar con el pa­go de cual­quier mon­to, las per­so­nas de­ben cer­cio­rar­se so­bre la exis­ten­cia re­al de di­cha em­pre­sa y que el ven­de­dor per­te­nez­ca efec­ti­va­men­te a ella”, in­di­ca­ron.
En tan­to que el Co­mi­sa­rio de la lo­ca­li­dad ase­gu­ró a épo­ca que “si bien no hay de­nun­cia for­mal al­gu­na, só­lo se dio por tras­cen­di­dos, el ru­mor en el pue­blo fue au­men­ta­do y al pa­re­cer vie­nen de otros lu­ga­res co­mo de Con­cep­ción, Ta­bay y Mbu­ru­cu­yá a ofre­cer pla­nes de au­tos y les pi­den di­ne­ro pa­ra ini­ciar los trá­mi­tes, des­pués no apa­re­cen más”, in­di­có Ra­úl Ga­lar­za.
Otra mo­da­li­dad, se­gún in­di­ca­ron, es que re­ci­ben men­sa­jes vía te­le­fó­ni­ca in­di­cán­do­les que de­ben ha­cer un de­pó­si­to en el ban­co y en bre­ve re­ci­bi­rán in­for­ma­ción so­bre el plan que eli­gie­ron. Pe­ro esa in­for­ma­ción nun­ca lle­ga.
An­te la si­tua­ción, por me­dio de un co­mu­ni­ca­do, las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les de San­ta Ro­sa y fun­cio­na­rios po­li­cia­les de la Co­mi­sa­ría lo­cal acon­se­ja­ron a los in­te­re­sa­dos que se man­ten­gan aler­ta y an­tes de re­a­li­zar un de­pó­si­to re­cu­rran a la Co­mi­sa­ría pa­ra co­rro­bo­rar que la em­pre­sa exis­ta re­al­men­te y evi­tar así un frau­de.
Asi­mis­mo, su­gi­rie­ron re­cu­rrir a la Co­mi­sa­ría lo­cal pa­ra con­tar con ase­so­ra­mien­to y evi­tar ma­nio­bras frau­du­len­tas que les oca­sio­ne un per­jui­cio eco­nó­mi­co.