mayo 27, 2018

Con la promoción de hábitos saludables, en comedores amplían control nutricional

La buena nutrición es un tema que ocupa a diversos organismos, dado que mientras Barrio de Pie presentó resultados de un sondeo, Salud Pública y Desarrollo Social llevan adelante un programa destinado a trabajar en la temática.

Mientras los comedores sociales promueven el servicio de alimentación a las personas en situación de vulnerabilidad, el Ministerio de Desarrollo Social junto con Salud Pública (desde hace un mes) todos los sábados acercan servicios de atención sanitaria con promoción de hábitos saludables a los distintos centros barriales.
“Comedores saludables”, es el nombre de dicha campaña a través de la cual también se llevan adelante controles para atender posibles problemas de salud y a su vez relevar el estado nutricional de los asistentes. Un trabajo que comenzó recién hace un mes en más de 20 centros y se extenderá a un total de 400.
La nutrición, sin dudas, es un punto elemental para el futuro desarrollo de los niños y por ese motivo es un tema que ocupa a diversos organismos que promocionaron sondeos estadísticos para trabajar en la temática.
De hecho, tal como aseguró en la edición de ayer, la organización social “Barrios de Pie” que presentó los resultados de un sondeo realizado a 859 asistentes a comedores durante el 2017, en cuyo documento afirman que el 40% de los encuestados presentó malnutrición en sus diferentes variantes: 17% obesidad, un 17% sobrepeso, un 6% bajo peso y un 5% riesgo por bajo peso.
Al respecto, el director del área de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social, Lucas Carballo, expresó a El Litoral: “Hace un mes y medio dimos inicio a las labores de comedores saludables, vamos recorriendo 20 centros en los que acercamos servicios de salud (que fueron solicitados por ellos mismos). También estamos ocupándonos en conocer el estado nutricional de los chicos con un control serio que no sólo incluye peso y talla, sino también análisis de sangre, control odontológico (porque la salud bucal es clave). Nosotros no tenemos los mismos datos que manifestaron desde Barrios de Pie. Consideramos que los relevamientos deben hacerse con un seguimiento pormenorizado y las puertas del Ministerio están abiertas para el diálogo y trabajo conjunto”.
Además, Carballo destacó que junto al sondeo se introdujo en los comedores un equipo de inspectores, que colaboran con el control de recepción, calidad y condiciones básicas nutricionales de los alimentos.
Todo esto se realiza paralelamente a los cuidados sanitarios. Sobre estos aspectos el subsecretario de Salud, Luis Pérez, explicó a este medio: “Comedores saludables es un proyecto destinado no sólo a sostener una alimentación adecuada, sino también a crear hábitos saludables dentro de la comunidad. Hacemos hincapié en la buena nutrición, acercamos laboratorios para análisis clínicos (que nos brindan datos de cómo están nuestros niños y adultos), también el laboratorio brinda grupo y factor sanguíneo y se hace control de chagas. Algo muy importante son los controles de las piezas dentales y oftalmológicos (algo que repercute directamente en la educación de los niños porque a veces no entienden por qué no ven bien)”.
Acción
Desde ambas carteras destacaron que las labores de apoyo sanitario en comedores continuarán durante todo el año. “No sólo haremos relevamientos o controles, sino también propondremos diferentes actividades para que los comedores no brinden simplemente asistencialismo, sino que sus asistentes puedan empoderarse de herramientas para salir adelante”, destacó Carballo.
En este sentido, destacaron que alistan charlas de buena alimentación, prácticas deportivas, y cursos con salida laboral.