mayo 27, 2018

El Estado avanza con el plan para regularizar asentamientos

Mientras que el Gobierno de la Nación presentará un proyecto en el Congreso para las expropiaciones, la Provincia continúa con el trabajo en los terrenos que fueron incluidos en el programa de regularización.

Según el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) confeccionado en 2016 por el Gobierno de la Nación y organizaciones sociales y del tercer sector, en la Argentina hay unos 4.228 asentamientos informales y villas de emergencia, donde se incluyen unos 119 terrenos tomados irregularmente en la provincia de Corrientes. Mientras que el Estado nacional avanza con la intención de presentar un proyecto de ley en el Congreso que permita la expropiación de todos los predios irregulares incluidos en el Renabap, en el Gobierno de la Provincia avanzan con el plan de regularización dominial y urbanización de asentamientos.
En la ciudad de Corrientes hay unos 60 asentamientos informales, donde viven unas 10 mil familias sin acceso formal a redes de servicios ni infraestructura y, según los datos recabados por las organizaciones sociales, cuentan con los índices de vulnerabilidad más altos del país.
A través del proyecto de ley que el Gobierno de la Nación presentará en el Congreso, buscarán regularizar la situación dominial y habitacional de unas 3 millones y medio de personas que habitan en los casi 4.300 asentamientos informales que hay en todo el país y donde se incluyen los 119 predios irregulares de la provincia de Corrientes que figuran en el Renabap. Mientras que en la Capital hay censados unos 60 terrenos tomados de distinta antigüedad, en otras localidades también hay asentamientos que fueron incluidos en el registro, como los casos de Paso de los Libres, Santa Rosa, San Luis del Palmar, Esquina, Santo Tomé, Mercedes y Bella Vista, entre otros.
En el caso de la Capital, en los 60 asentamientos informales que figuran en el Renabap habitan unas 10 mil familias sin acceso a redes formales de servicios básicos y urbanización y que a su vez registran los índices más altos de vulnerabilidad del país, según estudios realizados por organizaciones sociales. Dentro de la grave realidad habitacional correntina, desde hace varios años el Gobierno de la Provincia viene impulsando un programa de regularización dominial mediante el cual ya se llevan expropiados y donados una decena de asentamientos informales mediante leyes provinciales aprobados por el Poder Legislativo provincial.
Además del trabajo realizado por el Estado Provincial, desde la Subsecretaría de Derechos Humanos de Corrientes manifestaron que trabajarán en conjunto con la Municipalidad capitalina con el fin de identificar y registrar aquellos asentamientos que se encuentran en terrenos públicos comunales con el fin de que sean donados a sus habitantes para su regularización dominial y posterior urbanización.